Ibupirac® LC 600 mg

Venta bajo receta médica en Establecimientos tipo A.

Composición:
Cada cápsula blanda contiene:
Ibuprofeno 600 mg
Excipientes: hidróxido de potasio, agua purificada, macrogol 600, gelatina, sorbitol 70%, colorante FD&C rojo N° 40 allura.

Forma Farmacéutica: Cápsulas blandas.

Qué es Ibuprofeno y para qué se utiliza:
El Ibuprofeno, principio activo de este medicamento, actúa reduciendo el dolor y la fiebre. Tratamiento sintomático de estados dolorosos, inflamatorios y febriles. Tratamiento de la dismenorrea primaria, alivio de los síntomas y signos de la artritis reumatoidea y osteoartritis.

Qué necesita saber antes de empezar a tomar Ibuprofeno:
No tome Ibuprofeno si:
– Es alérgico (hipersensible) al Ibuprofeno o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento.
– Ha tenido una úlcera o hemorragia de estómago o de duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo.
– Ha presentado reacciones alérgicas de tipo asmático al tomar antiinflamatorios, ácido acetilsalicílico u otros analgésicos.
– Padece o ha padecido asma, rinitis o urticaria.
– Padece una enfermedad grave del hígado, del riñón o del corazón (insuficiencia cardíaca) padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea.
– Vomita sangre, presenta heces negras o diarreas con sangre.
– Se encuentra en el tercer trimestre del embarazo.
– No se debe usar AINES con excepción de Ácido Acetilsalicílico en el período inmediato a una cirugía de by-pass coronario.

Advertencias y precauciones:
– No debe tomar más de 2 cápsulas blandas (1200 mg de Ibuprofeno) al día para evitar la posible aparición de problemas circulatorios o de corazón.
– Si ha sufrido enfermedades del estómago o del intestino (ej.: úlcera), en cuyo caso no debería consumir este medicamento sin supervisión medica. El dolor de estómago o intestinal no debe tratarse con este medicamento.
– Si al tomar el medicamento nota ardor o dolor de estómago, debe suspender el tratamiento y consultar a su médico. Si sufre otra enfermedad o padece algún tipo de alergia, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.
– Si padece la enfermedad de Crohn o una colitis ulcerosa debido a que los medicamentos con Ibuprofeno pueden empeorar estas patologías.
– Si el médico le ha recetado un medicamento antiagregante plaquetario (para evitar la formación de trombos en la sangre) que contenga Ácido Acetilsalicílico, y además usted toma Ibuprofeno, debe separar la toma de ambos medicamentos. Para ello, puede seguir cualquiera de las siguientes pautas:
• Tome la dosis de Ácido Acetilsalicílico y espere al menos media hora para la administración de la dosis de Ibuprofeno.
• Tome la dosis de Ibuprofeno al menos 8 horas antes de la administración del Ácido Acetilsalicílico.
– Si padece hipertensión o tiene la función renal, cardíaca o hepática reducidas, si padece alteraciones en la coagulación sanguínea o está en tratamiento con anticoagulantes, debe consultar al médico antes de tomar este medicamento.
– No debe exceder la dosis recomendada en el apartado.
– Usted debe consultar a su médico antes de usar AINES (con excepción de Ácido Acetilsalicílico), si tiene o ha tenido alguna enfermedad al corazón (como angina de pecho, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardíaca).
– Debe comunicar a su médico si sufre o ha sufrido problemas de sangramiento gastrointestinal o úlceras estomacales. Si padece varicela (enfermedad infecciosa propia de la infancia), no deberá tomar Ibuprofeno.
– En caso de deshidratación, por diarrea grave o vómitos, especialmente en niños, tome abundante líquido y acuda inmediatamente al médico.
– Si padece porfiria intermitente aguda (trastorno raro en el que se elimina gran cantidad de porfirina en orina y heces).
– El Ibuprofeno debe ser utilizado con prudencia en caso de asma.

Interferencias con pruebas de diagnóstico:
Si le van a hacer alguna prueba de diagnóstico (incluidos los análisis de sangre, orina, etc.), comunique al médico que está tomando este medicamento, ya que puede alterar los resultados de dichas pruebas.

Toma de Ibuprofeno con otros medicamentos:
Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, o ha utilizado recientemente cualquier otro medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica.

En particular si está utilizando algunos de los siguientes medicamentos puede ser necesario modificar la dosis de alguno de ellos o interrumpir el tratamiento:
– Baclofeno (utilizado para tratar las contracciones involuntarias y persistentes de algún músculo).
– Ciclosporina y tacrólimus (utilizados para prevenir el rechazo en trasplantes de órganos).
– Digoxina (utilizado para el corazón) Fenitoína (en el tratamiento de la epilepsia).
– Furosemida y otros diuréticos tiazídicos (utilizados para la eliminación de orina).
– Insulina e hipoglucemiantes orales (utilizados para disminuir la glucosa en la sangre) Litio (utilizado para tratar la depresión).
– Metotrexato (utilizado en el tratamiento del cáncer y de la artritis reumatoidea).
– Mifepristona (inductor de abortos) – Pentoxifilina (utilizado en trastornos circulatorios).
– Probenecid (utilizado en pacientes con gota o junto con la penicilina en infecciones).
– Quinolonas (utilizadas en infecciones).
– Resinas de intercambio iónico como colestiramina (utilizado para disminuir los niveles de colesterol en sangre).
– Sulfamidas (utilizadas para las infecciones).
– Sulfinpirazona (para el tratamiento de la gota).
– Tacrina (utilizado en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer).
– Trombolíticos (medicamentos que disuelven o desintegran los trombos de la sangre).
– Zidovudina (utilizada en el tratamiento de los pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana, causante del SIDA).
– No se debe utilizar con otros medicamentos analgésicos y antiinflamatorios (antiinflamatorios no esteroideos y corticosteroides) que disminuyen el dolor y la inflamación, sin consultar al médico.

Los medicamentos citados a continuación pueden interferir y por lo tanto, no deben tomarse junto con Ibuprofeno sin antes consultar a su médico:
• Medicamentos anti-coagulantes (por ejemplo, ácido acetilsalicílico, warfarina, ticlopidina).
• Medicamentos contra la hipertensión arterial (inhibidores de la ECA ej.: captopril, betabloqueantes, antagonistas de la angiotensina II).

Toma de Ibuprofeno con alimentos y bebidas:
Tome este medicamento con las comidas o con leche.
No debe administrar Ibuprofeno con alcohol para evitar dañar el estómago.
La utilización de Ibuprofeno en pacientes que consumen habitualmente alcohol (tres o más bebidas alcohólicas-cerveza, vino, licor… al día) puede provocar hemorragia de estómago.

Uso en niños:
No administrar este medicamento a menores de 12 años, o que pesan menos de 40 kg., sin consultar al médico.

Uso en mayores de 65 años:
Las personas de edad avanzada suelen ser más propensas a sus efectos, por lo que a veces debe reducir la dosis. Consulte a su médico.

Embarazo, Lactancia y Fertilidad:
Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Debe evitarse el uso de Ibuprofeno durante el primer y segundo trimestre del embarazo. Si se considera esencial, el médico le prescribirá la dosis efectiva más baja y durante el menor tiempo posible. No deberá utilizarse en el último trimestre del embarazo.

Importante para la mujer:
Si está embarazada o cree que pudiera estarlo, consulte a su médico antes de tomar este medicamento. El consumo de medicamentos durante el embarazo puede ser peligroso para el embrión o para el feto y debe ser vigilado por su médico. El Ibuprofeno pertenece a un grupo de medicamentos que pueden disminuir la fertilidad (capacidad para quedarse embarazada) de la mujer. Este efecto es reversible cuando se deja de tomar el medicamento.

Lactancia:
Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Las mujeres en período de lactancia deben consultar al médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

Conducción y uso de máquinas:
Aunque no son de esperar efectos en este sentido, debe utilizarse con precaución si nota somnolencia o mareos.
Este medicamento contiene potasio y sorbitol. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento. Los pacientes con insuficiencia renal o con dietas pobres en potasio deben tener en cuenta que este medicamento contiene 23,96 mg (0.61 mmol) de potasio por cápsula blanda.

Cómo tomar Ibuprofeno:
Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya indicado otras distintas. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Use este medicamento siguiendo las instrucciones de uso prescritas por su médico, no use más o con mayor frecuencia de la que su médico le indique.

La dosis recomendada es:
Para tratamiento de dolor y fiebre: 200-400 mg cada 6-8 horas.
Para tratamiento de la dismenorrea: 400-600 mg cada 6-8 horas.

La dosis recomendada de Ibuprofeno como antiinflamatorio es de 1200-1800 mg/día, en dosis dividida cada 6 a 8 hrs., según criterio médico, dependiendo del cuadro clínico y de la intensidad de los síntomas.
Para niños mayores de 12 años: 200 mg cada 4 a 6 horas, con un máximo de 1200 mg diarios.

Para artritis reumatoidea y osteoartritis se sugiere 1200-3200 mg al día, dividida en 3 a 4 dosis. La dosis deberá ser ajustada a las necesidades de cada paciente, dependiendo de la severidad de los síntomas, de la respuesta del paciente y de la evaluación de los riesgos potenciales. En general los pacientes con artritis reumatoidea requieren dosis mayores que los pacientes con osteoartritis.

• Mayores de 65 años: La posología debe ser establecida por el médico, ya que cabe la posibilidad de que se necesite una reducción de la dosis habitual.

• Los enfermos renales o con insuficiencia hepática grave: No deben tomar este medicamento (Ver “Qué necesita saber antes de empezar a tomar Ibuprofeno”).

• Niños y adolescentes: Consultar al médico antes de usar este medicamento en adolescentes (mayores de 12 años). Debido a la dosis de Ibuprofeno, no debe usarse en niños ni adolescentes con peso inferior a 40 kg.

Utilizar siempre la menor dosis que sea efectiva, y por un corto periodo de tiempo (4 días). Si el dolor persiste, suspenda el uso del medicamento y consulte un médico; la necesidad de continuar el tratamiento debe ser evaluada por el médico.

Este medicamento se administra por vía oral.

Ingerir las cápsulas blandas enteras con abundante líquido. Al tomar un AINE, asegúrese de estar hidratado adecuadamente durante el período de tratamiento. La recomendación general es de un consumo diario de fluidos de al menos 3 litros para los hombres y 2,2 litros para las mujeres.

Tome el medicamento con las comidas o con leche, especialmente si se notan molestias digestivas.

La administración de este preparado está supeditada a la aparición del dolor o la fiebre. A medida que éstos desaparezcan, debe suspenderse la medicación. Si los síntomas empeoran, si la fiebre persiste durante más de 3 días o el dolor más de 5 días, debe consultar al médico.

Si toma más Ibuprofeno del que debe: Si usted ha tomado más de lo que debe, consulte inmediatamente a su médico o Farmacéutico.

Los síntomas por sobredosis son: vértigo, espasmos, hipotensión o cuadros de depresión del sistema nervioso (reducción de la consciencia).

Posibles efectos adversos:
Al igual que todos los medicamentos. Ibuprofeno puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.
Frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas): cansancio, dolor de cabeza, trastornos del estómago e intestino (ardor de estómago, diarrea, náuseas, vómitos), trastornos de la piel (erupciones cutáneas, picores) y zumbidos de oídos.
Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas): reacciones alérgicas, asma, rinitis y urticaria, hemorragias y ulceras gastrointestinales, alteraciones del sueño y ligera inquietud, visión borrosa, disminución de la agudeza visual o cambios en la percepción del color y alteraciones auditivas.
Raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas): edema (hinchazón por retención de líquidos), alteraciones sanguíneas (leucopenia), perforación de estómago e intestino, alteraciones del hígado (incluyendo ictericia), alteraciones del riñón consistente en: nefritis aguda intersticial con hematuria (sangre en orina), proteinuria (eliminación de proteínas por la orina) y ocasionalmente síndrome nefrótico; depresión, trastornos de la visión (obscurecimiento de la visión), rigidez de cuello y broncoespasmos (sensación repentina de ahogo), disnea (dificultad para respirar) y angioedema (reacción de la circulación sanguínea que afecta a las capas profundas de la piel con inflamación e hinchazón).
Muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas): se pueden producir: meningitis aséptica (inflamación de las meninges no causada por bacterias), alteraciones de la sangre (anemia aplásica y anemia hemolítica) y de la coagulación, hipertensión e insuficiencia cardíaca, alteraciones graves de la piel (eritema cutánea), ojos y mucosas como el síndrome de Stevens-Johnson (eritema multiforme grave) y la necrolisis epidérmica tóxica (lesiones en la piel y mucosas que provocan el desprendimiento de la piel) y el eritema multiforme. Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

Conservación de Ibuprofeno:
– Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.
– No requiere condiciones especiales de conservación.
– Almacenar a no más de 25° C.
– No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.
– No repita el tratamiento sin consultar antes con el médico.
– No recomiende este medicamento a otra persona.